LA DEPRESIÓN EN NIÑOS
Diversos estudios aseguran que aproximadamente un 5% (uno de cada 20) niños y adolescentes tendrá un episodio depresivo antes de los 19 años.
La depresión en niños tiene unas características algo diferentes a lo que podemos ver en adultos, por eso muchas veces no es fácilmente detectada por los padres.
Estos son algunos de los síntomas que si bien no indican necesariamente que nuestro hijo/a esté padeciendo una depresión, si nos puede poner sobre aviso.
1- Irritabilidad elevada, ira u hostilidad extrema que dificulta la convivencia familiar.
2-Tristeza frecuente o episodios de llanto sin causa evidente.
3-Sentimientos de desesperanza, inutilidad o sensación de culpa.
4-Disminución del interés o dificultad para divertirse en actividades que antes le gustaban. Aislamiento.
5-Falta de energía o cansancio.
6-Inquietud motriz o enlentecimiento.
7-Quejas frecuentes sobre problemas físicos (dolores de cabeza, estómago, mareos...)
8-Problemas de concentración y dificultad para tomar decisiones.
9-Cambios importantes en el apetito, con ganancia o pérdida de peso.
10-Cambios importantes en el sueño, con insomnio o sueño excesivo.
11-Pensamientos o expresiones sobre la muerte.
Aunque todos estos signos no signifiquen que exista una depresión, si deberían ponernos en alerta y si persisten en el tiempo buscar ayuda.


Publicado: 8 de Octubre de 2015